Buenas prácticas de higiene: ¡confíe en las 5M!

forklift-835343_1920

 

Antes destinadas a las industrias biológicas o químicas de tipo Agroalimentario o Farmacéutico; ahora las BPH (Buenas Prácticas de Higiene) son omnipresentes. Utilizan criterios científicos para determinar la contaminación microbiológica, por ejemplo, o en otros temas, como el riesgo de cuerpos extraños en un producto o proceso.

Los riesgos de higiene son numerosos tanto en el producto manufacturado como en la mano de obra.  Por ejemplo, no le pide a sus empleados que se laven las manos sólo para proteger su producto, esta acción también permite limitar los riesgos de contagio de una enfermedad de un empleado a otro. De forma global ¿por qué no presentar la higiene como un conjunto de medidas para que sus procesos sean estables y controlados de manera general?

 

El término “higiene mental” existe... Está claro que la higiene no es sólo una referencia a la limpieza!

 

Hay muchas guías, por sector de actividad, para adaptar estas prácticas a sus procesos. Este artículo no pretende reemplazar este tipo de guías, sino más bien darle una estrategia, una forma de pensar y actitud de BPH.

 

El tema es tan vasto que es preferible presentar la lógica de las BPH a partir de ejemplos concretos y sectorizar estos ejemplos con el método 5M.

 

Material

En general, el material debe ser utilizado con arreglo al uso previsto y lógico para el cual está concebido. Por ejemplo, la paleta de plástico no se usa para estar en contacto directo con los alimentos. La película no está hecha para eso y aunque físicamente hace el trabajo, el riesgo de migración de sustancias a la comida es demasiado alto.

 

Otro punto, el material debe instalarse para funcionar de forma adecuada y segura, pero debe tener además la posibilidad de una fácil limpieza y mantenimiento.  Por material, nos referimos al material industrial, las herramientas y también la ropa de trabajo de los empleados.

 

Una vez más, la lógica es importante. Puede ser práctico usar un imperdible para colgar su dorsal durante una carrera, pero en una fábrica, la pérdida de este pin puede tener graves consecuencias (presencia en un producto, riesgo de lesiones ...). Por supuesto, debemos ir más allá en la reflexión, tener ropa de trabajo adaptada al entorno, evitar los bolsillos exteriores abiertos y los botones cosidos. Un botón de presión será menos probable que salga ...

 

Medio (entorno)

 

Los ambientes interiores y exteriores deben ser tomados en cuenta. Los movimientos de maquinaria pueden generar un riesgo externo para el medio y, por lo tanto, para la producción.

 

Por lo tanto, se debe mantener el entorno externo, especialmente la vegetación?. Es preferible tener una superficie de cemento o asfalto para facilitar la limpieza y promover el flujo de agua. El exceso de vegetación favorece la llegada de plagas. ¡Cuidado! cortar todo no le dispensará recurrir a un proveedor para su plan de exterminio de ratas o la instalación de desinsectadores.

 

En el interior, es un poco el mismo principio. Las paredes, techos y suelos deben ser fáciles de limpiar con un suelo que tenga una ligera pendiente para permitir el drenaje del agua.

 

En la medida de lo posible, ningún elemento debería romperse. Favorezca las ventanas con vidrio irrompible o plástico. La iluminación también se ha de proteger contra los choques.

 

La ubicación de los diferentes procesos en la fábrica es esencial, debe seguir la lógica de fabricación de sus productos.  Los flujos están claramente definidos y son conocidos (recepción de materias primas, identificación, transformación, identificación de productos terminados y envío) con la consideración del FIFO (First in, First out). Además de todos estos movimientos, la entrada del personal es, por supuesto, diferente de la de los materiales. Estos están vinculado a las instalaciones del personal que están integradas en la fábrica. No deben salir al exterior de los vestuarios y la fábrica.

 

Método

 

Hay varios métodos para verificar. En lo que respecta a la higiene, hablamos de limpieza,y también de gestión de residuos, almacenamiento, transporte y trazabilidad.

 

-  Cualquier limpieza, manos, entorno de trabajo o material de trabajo debe cumplir con el TACT (Temperatura, Acción, Concentración,Tiempo de contacto). Estos 4 criterios corresponden al uso óptimo de un producto utilizado con el qué limpiar.

 

Temperatura : Corresponde a la temperatura de limpieza. Es peligroso lavarse las manos a 80 ° C, sin embargo, puede ser aconsejable lavar el material a esta temperatura si utiliza el mismo producto.

Acción : El procedimiento de limpieza, cómo limpiar. El método con la herramienta que hay que usar.

Concentración : Indica el contenido del producto que hay que usar. El porcentaje de concentrado para la limpieza del circuito o la cantidad de jabón que se debe aplicar para limpiarse las manos, por ejemplo.

Tiempo de contacto: La duración de la limpieza

 

- La gestión de residuos, no debe haber acumulación de desechos y especialmente cruces de flujo con materias primas y productos terminados.

 

-  El almacenamiento y el transporte se rigen de nuevo por la lógica según los productos. Hay que tener en cuenta la humedad y la temperatura así como la necesidad de protección de ciertos materiales. Además, no se almacena ningún producto en el suelo...

 

Por supuesto, estas condiciones deben aplicarse también a sus subcontratas.

 

-  La identificación y la trazabilidad son absolutamente necesarias, cualquier material (productos terminados, materias primas, desechos, productos no conformes) se identifica y rastrea con claridad. . Debe ser posible conocer la composición y la ruta de cada producto terminado en caso de problemas.

 

Materias primas

 

Las materias primas no se fabrican en su fábrica,  por lo tanto, es importante conocer y garantizar el control de la higiene de estos productos. Se necesitan muchos datos: fichas técnicas, pliegos de condiciones o certificados reglamentarios, como los certificados de alimentos para los envases alimentarios.

Mano de obra

 

La gestión de lo humano es necesariamente la más difícil, especialmente porque en este contexto se trata de lógica y comportamiento. No se trata de aprender un procedimiento simple.

 

Para que sus equipos se adhieran a esta lógica, deben estar entrenados, por supuesto. Pero usted también debe tener una metodología como manager. Este tema es tan vasto que puede encontrarlo en otra publicación de blog titulada Cómo gestionar « el factor humano »

 

En general y en la imagen de este artículo. Si desea estar a la cabeza de las buenas prácticas de higiene en su empresa, debe identificar metodológicamente las áreas de mejora siguiendo el ejemplo 5M. Luego, busque ejemplos en otras compañías. Esto a través de la lectura de artículos de blog, la participación en ferias comerciales ... el propósito es usar los ejemplos por supuesto, pero también usarlos para imaginar otros.

 

Saber más

 

GUÍA DE LA DIGITALIZACIÓN DE LOS SISTEMAS DE GESTIÓN DE LA CALIDAD Y HSE